Make your own free website on Tripod.com

12

 

En Marzo del presente año falleció un genio que, a través de su filmografía, nos trasladó hacia ambientes físicos y mentales tan extraordinarios e inverosímiles que, hasta la fecha, nos siguen impactando. Siempre controversial, Stanley Kubrick dejó el mundo de manera inesperada. Pero, afortunadamente, su último filme estaba terminado.

EYES WIDE SHUT llevaba cuatro años de hacer ruido en los medios informativos. La razón principal: Tom Cruise y Nicole Kidman interpretan a un matrimornio con “extrañas” obsesiones sexuales. Que si son psiquiatras, que si se ve todo, que si no se ve, que si se ve más, que si necesitaron de un terapeuta sexual...nomás les faltó inventar que además se echaban un threesome con Kubrick.

Si tomamos en cuenta que muy poca gente conoce siquiera parte de la obra de Stanley Kubrick, o incluso había escuchado antes su nombre, todas los chismes que se publicaban ayudará a que mucha más gente vaya a verla. Pero, oh sorpresa: no es lo que esperaban. Yo he comentado con varias personas que al verla, sientes como si fuera una película vieja. ¿Porqué? Porque Kubrick era de los pocos directores que hacían de su cine un arte. Técnicas muy diferentes a las que los 80’s y 90’s tienen acostumbrada a la gente. Gente que va al cine y ve eternos videos MTVdiescos; gente que, por desgracia, piensa que BRAVEHEART y FORREST GUMP son la mejores películas jamás hechas.

A mí me dió la impresión de que Kubrick aprovechó todos esos chismes para jugarle una broma a la gente ignorante, y de paso darnos una lección a todos. El corto que anunciaba la película resultó muy provocador y yo siento que Kubrick lo editó con toda la intención de hacernos creer que lo que decían en programas como Ventaneando era cierto. Sin embargo, los que admiramos al maestro Stanley, sabíamos que no iba a hacer algo pornográfico y sin sentido.

Cuando fui a ver la película el día de su estreno en los EEUU, había en la sala mucha gente que, con sólo verla, me daba cuenta de que estaban ahí sólo por cachondez. En particular un pocho con gorra y bigote de Cantinflas y su esposa que compraron una tina grande de palomitas para cada uno.

En estos tiempos en que el 90% de la humanidad somos locos, asesinos, o pervertidos, y la mayoría de las películas tratan sobre eso, EYES WIDE SHUT trata sobre cómo una pareja común y corriente, mentalmente sana y sin perversiones, es transtornada por el ambiente promiscuo de la gran metrópoli. Así es, Kidman-Cruise no resultó ser la combinación sensual que todos esperaban. Ambos personajes tienen curiosidad e incluso oportunidades de ponerle el cuerno a su pareja, pero su conciencia se los impide.

Una ignorante columnista de EL NORTE escribió que Kubrick había fallado porque mataba el erotismo con suspenso. Si esta niña tuviera medio gramo de cerebro funcionando, se hubiese dado cuenta que esa era la intención. Después de dos intentos frustrados, Tom Cruise anda en busca de placer prohibido, detonado por la confesión que su esposa le hace: le platica una fantasía sexual que tuvo con un marine (obviamente no pasó nada). Total que consigue la contraseña para entrar a una orgía en una lujosa mansión, en donde todo mundo anda disfrazado. Logra entrar pero alguien se da cuenta de que él no pertenece al club. Tom anda paseándose por toda la casa y nosotros vemos que lo están siguiendo. La tensionante musicalización de György Ligeti nos hace olvidar que estamos en esta gran orgía y nos tiene pasmados de suspenso durante varios minutos.

No quiero revelar todo, pero si resumir la trama: una pareja que busca vivir aventuras sexuales pero todas se les frustran. Los rasposos colores y los lentos movimientos de cámara hacen todo más real y personal. Sin duda alguna, esta no es la mejor película de Kubrick pero sí de las mejores de esta década. De cierta manera resulta esperanzadora esta anécdota kubrickiana, porque nos muestra que, en medio de toda la maleza humana, aún quedan personas que sienten (o se dan cuenta) que la promiscuidad es algo así como un pecado.

Escuché muchos bostezos y quejas de la gente que permanecía en la sala esperando ver “algo interesante”. A media película, pude ver a cinco o seis personas que salieron de la sala para no volver. Al final, el pocho del bigote de Cantinflas refunfuñó: “This is the most stupid movie I’ve ever seen.” El fue uno de los cachondos que  sufrió la broma de Kubrick. Me han contado que expresiones similares se escucharon en el estreno en Monterrey. Es más, hasta se me antoja afirmar que todo aquel que no le gustó la película es un cachondón (o cachondona), pero tal vez pueda ofender a alguien.

 

La mayoría de la obra de Stanley Kubrick se puede encontrar en video. Totalmente recomendable.

 

1953  FEAR AND DESIRE

1955  KILLER’S KISS

1956  THE KILLING

1957  PATHS OF GLORY

1960  SPARTACUS

1962  LOLITA

1964  DR. STRANGELOVE OR: HOW I LEARNED TO STOP WORRYING AND LOVE THE BOMB

1968  2001:A SPACE ODYSSEY

1971  A CLOCKWORK ORANGE

1975  BARRY LYNDON

1980  THE SHINING

1987  FULL METAL JACKET

1999  EYES WIDE SHUT

 

 

pepecaudillo / 07·09·99

 

ir a la moviola anterior    ir a la moviola siguiente    ir a la lista maestra    envía tus comentarios    grupo de discusión    ir al inicio