Make your own free website on Tripod.com

25  

 

El éxito crítico y comercial de AMORES PERROS originó cierta expectativa entre el público que ahora se encuentra animado en espera de nuevas cintas mexicanas.  La compañía productora Altavista Films acaba de estrenar POR LA LIBRE del director Juan Carlos de Llaca, aprovechando el momentum de la excelente película de Alejandro González Iñárritu.

POR LA LIBRE comienza con la presentación de los personajes principales que culmina con el planteamiento de la trama principal:  dos primos deciden cumplir la última voluntad de su difunto abuelo como protesta ante la apatía de sus interesados padres.  Entonces los chavos se lanzan, sin permiso, hasta Acapulco para esparcir las cenizas del abuelo en el mar.  Como comienzo está muy bien, la historia nos presenta una trama, digamos, original y entretenida.  Pero conforme va avanzando la historia me empiezo a acordar de aquellos chistes eternos de Polo Polo.  ¿Quién no recuerda el chiste de las Olimpiadas, el del hipódromo o el del viaje a España?

A ver, aquí hay un tiempo.  De seguro están pensando:  ¿qué diablos tiene que ver Polo Polo con una película mexicana?  Primero que nada, como cultura general les informo que el citado comediante cuenta con una amplia filmografía como protagonista de grandes clásicos del churro nacional en donde comparte créditos con otros comediantes como Alfonso Zayas, Pompín Iglesias, etc.  Bueno, yo recuerdo esos chistes de Polo Polo no como un chiste largo, sino como una larga historia llena de muchos chistes que embonan perfectamente con el tema de la historia.  Y eso es lo que pasa en POR LA LIBRE, es una historia llena de gags y chistes que, en su mayoría, giran en torno a las cenizas del cremado cadáver del abuelo.  Pero resulta que todos esos chistes no son suficientes para darle sustento dramático a la película y empieza a perder la línea y a desmoronarse.

Faltando una tercera parte de la cinta, se empiezan a plantear situaciones que aparentan ser dilemas para nuestros héroes:  sus padres van en busca de ellos y otra familia quiere quedarse con las cenizas del difunto.  Después sucede que: 1) el problema resultó no ser problema y se resuelve fácilmente; 2)el problema no se resuelve; 3)ninguna de las opciones anteriores.

Finalmente cumplen con la última voluntad del abuelo y, repentinamente, la película se termina.  Y uno se queda como que sacado de onda porque la historia nunca tuvo su clímax.  Desgraciadamente, y muy a mi pesar, POR LA LIBRE es como muchas películas mexicanas que resultaban ideas originales pero sus ejecutantes no lograron un producto de originalidad similar.  Es importante destacar que lo más rescatable de la cinta son las actuaciones, sobre todo la de los primos (uno fresa y otro cool), cuya rivalidad y posterior química es lo que le da coherencia a las primeras dos terceras partes de la historia.

Muy a mi pesar porque yo creo fielmente en el cine mexicano, en su potencial y en su originalidad.  Para muestra reciente basta recordar AMORES PERROS, esa genial cinta que nos demuestra que lo importante no es hacer reír al público, ni hacer videos musicales de dos horas, ni simplemente divertirlo.  Si nuestros cineastas se preocuparan más por hacernos sentir sus historias, la cartelera nacional nos ofrecería una gama de opciones para entretener y, al mismo tiempo, cultivar a su auditorio.

 

pepecaudillo / 30·10·00

 

ir a la moviola anterior    ir a la moviola siguiente    ir a la lista maestra    envía tus comentarios    ir al inicio