Make your own free website on Tripod.com

28  

 

    BLOW (2001)    IR AL SITIO OFICIAL

Esta es una de esas películas que, desde los cortos, lo atrae a uno de inmediato. Basada en la historia real de George Jung (interpretado por Johnny Depp), el traficante detrás del boom de la cocaína en los Estados Unidos en la década de los setenta. Al ver la cinta, dirigida por Ted Demme, es imposible recordar GOODFELLAS de Martin Scorsese. Empieza igual, en el punto en que la vida del protagonista empieza en picada. Luego toma una estructura narrativa y visual muy similar a la cinta de Scorsese. De hecho, empieza muy bien. Primero vemos un poco de la educación del pequeño George y cómo contrastan las posturas de su padre y su madre ante la vida. Su madre siempre está pensando y hablando de dinero y cosas materiales. Además muestra poco interés por sentir y demostrar cariño a su esposo e hijo. Por el contrario, su padre le da el ejemplo del amor y la responsabilidad que un hombre debe tener para sí y su familia. Años después, George sale de su casa para independizarse. Junto con un amigo, empiezan a distribuir marihuana en las playas de California. La materia prima la adquieren de un estilista local, Derek,  interpretado por un impresionante Paul Reubens. Ustedes recordarán a Rubens como Pee Wee Herman, aquel que tuvo un desafortunado encuentro con la ley que sepultó su carrera. Después de varios papeles menores vuelve con un papel secundario y de gran fuerza. Espero ver más de Rubens ya que se especializa en dar vida a personajes extraños pero vívidos.

Un gran acierto de Demme es que no se centra en los detalles específicos de los contactos que George establece, hasta llegar al Cártel de Colombia. La primera mitad de la cinta es vertiginosa y muy ágil. Pero después empieza a flaquear. No se siente la misma intensidad narrativa y dramática (a diferencia de la obra maestra de Scorsese) en la segunda mitad de la historia. De hecho, vamos viendo cómo George se da cuenta de que la amistad y el amor que tenía en su vida eran producto del dinero. Eso es muy claro y responde, a manera de reflejo, a la experiencia que tuvo de niño. Pero esto lo entendemos en imágenes y nadamás. En realidad no hay una profundización hacia los sentimientos de George. Y no creo que sea deficiencia en la interpretación de Johnny Depp ya que su capacidad da para eso y más. Siento que ahí está el problema del guión y su director, porque no mantienen el punto de vista de Jung que mostraron en la primera parte. El declive de su vida lo vemos alejados, sólo como testigos. Sólo al final regresamos al punto de vista del protagonista, en la extraña escena de la alucinación que mantiene vivo a Jung.

BLOW es una película que promete mucho y no cumple del todo. Sin embargo, apostaría a que es lo mejor que podemos encontrar en la cartelera comercial en estos días. No está de más agregar que el soundtrack es de los mejores atributos de la cinta. La historia está ambientada (igual que GOODFELLAS) con una excelente selección de rock n´roll de la época (Rolling Stones, Cream, etc.). Además, considero que esta ha sido la mejor interpretación de Penélope Cruz en su carrera hollywoodense. Aún así, le falta mucho a la española. En resumen, considero que es un buen ejercicio de Ted Demme, de quien podemos esperar mejores trabajos en el futuro.

 

pepecaudillo / 30·07·01

 

ir a la moviola anterior    ir a la moviola siguiente    ir a la lista maestra    envía tus comentarios    ir al inicio