Make your own free website on Tripod.com

grupo de discusión sobre 12


Reseña / Comentario sobre EYES WIDE SHUT de Anna Cristina Severeid.

No pretendo generar una crítica.  Realmente, esto es sólo un análisis que nació de la inquietud provocada por una larga introspección.  No sé cómo es que me atrevo, siquiera, a emitir una opinión acerca de EYES WIDE SHUT, siendo que (aunque odie admitirlo) creo firmemente que no acabé de entender la película.  Ahí va mi mejor intento por expresar una serie de cuestionantes que me provocó.

Yo también fui al estreno en los EEUU y me topé con una sala llena, que también iba haciéndose menos en el transcurso de la película.  De hecho, había varios compadres más pochos que yo (aunque no lo creas), así como tú describes Pepe: con bigote de Cantinflas, pareja y palomitas extra-grandes para cada quien.  Supongo que había un buen número de cachondos que se quedaron con la ilusión de más escenas sabrosas.

17 de Julio, 10:00pm

Llegamos directo al cine, después de un camino de tres horas, aunado a su vez a una larga anticipación desde la muerte del director, para apreciar la última de Kubrick.  Independientemente de la controversia, con o sin sexo explícito o implícito, era la última película del creador de clásicas y eso ameritaba el viaje.  Fueron cerca de tres horas, a partir de la música de Chris Isaak de introspección personal a través de imágenes perpetuas.  Imágenes que se entrelazaban de un modo perfecto con el audio, con una técnica tan especial que trasciende el tiempo.  Fue, precisamente, la combinación de imágenes, audio, tiempo y ambiente; lo que para mí hizo de la última de Kubrick una auténtica obra de arte.  Salí del cine en la madrugada, confundida e intrigada.  Queriendo conversar acerca de la película, pero sin sentir plena libertad de discutirla por temor a enterarme que no había entendido ni jota.  Muy dentro de mí, creo que sí jugué bien mi papel de espectador, pues definitivamente me cuestioné el mensaje.  Estoy segura que me faltó pensar, absorber,  entender-de hecho, quiero volver a verla.  Tal vez las siguientes palabras hablen más de mí, de mis propias circunstancias o de lo preestablecido que llevo programado, que de los sentimientos que el director pretende despertar en el espectador.  Pero demos por entendido que, ante tal deslumbramiento, esta interpretación es una respuesta a una gran desenmascarada.  Para aquellos que ya la vieron, y no la han olvidado, pero tampoco han dejado de pensarla...ojos abiertos...mente abierta.  Fuimos manipulados desde antes de entrar a la sala.

La película

Desde la primera escena donde vemos el modo de vida de una pareja común y corriente, hasta que acompañamos al protagonista al más obscuro y recóndito rincón de su alterado ser, bombardeados, además, por un sinnúmero de mensajes subliminales, la película es muy real-pero, simultáneamente, sobrenatural.  Es un cuento de tormento personal y terror psicológico.  El ruido, las texturas, el movimiento, la iluminación y la música constantemente modulan el tiempo.  Más bien, nuestra percepción del tiempo.  Genera la angustia, incita a la reflexión.  Demasiado tiempo que, al concluir, parece haber sido muy poco.

La historia  

(Nota: Este punto debe ser leído sólo por quien cree no tener la más mínima idea de qué se trató, o bien esté interesado en un brief re-cap.)  La componen tres partes separadas, que abordan la misma idea desde puntos de vista distintos: el valor de la conciencia.  Primera Parte: una pareja isoplusconperfecta: ambos guapos, exitosos, estables que comparten una hija pequeña.  Viven una realidad que aparenta ser de ensueño, pero las cosas no son como parecen.  La esposa le hace una confesión a su marido (mediante un monólogo intenso) de una fantasía sexual que había tenido ella, impactándola tanto que hubiera sido capaz de abandonar a su esposo por fugarse con su amante, según le comenta.  Sin embargo, no lo hizo y no sucedió nada físico.  En esta primera parte, ella se quita la máscara para revelar, de la manera más honesta, cómo su conciencia domina a su instinto.  Pero las consecuencias de haberse desahogado las vive su esposo, que cae en un estado de ira al conocer un lado de su mujer que nunca se imaginaba y que, al parecer, hubiera preferido no imaginarse.  Segunda Parte:  se descubre que la verdad es relativa.  La realidad del esposo ha sido alterada; transforma su tranquilidad, reemplazándola por caos y locura-ambos reflejo de su desconfianza e inseguridad.  Desconoce a su mujer.  Como todo espectador en este punto del filme: se siente intrigado, desorientado y retraído del contexto mundano.  Como Dante en el camino por el infierno, vive una serie de experiencias que ponen a juego su capacidad de controlar su instinto, cada vez superado por su conciencia, pero sin apagar su intensa y constante curiosidad.  Dentro del remolino que se lo está llevando abajo, se posiciona frente a una última prueba.  Tercera Parte: ante los ojos de la sociedad.  En un estado de anonimato, el protagonista, enmascarado, accesa a lo que parece un escenario real donde se desarrolla una bizarra orgía exclusiva.  Aquí todo se permite, siempre y cuando la identidad de los participantes no sea descubierta.  Finalizando el rito de bienvenida, algunos hombres notan que este hombre no pertenece al club, y es advertido por una invitada que está en una situación peligrosa y que debe retirarse.  Con relativa inocencia, suma intriga, e intentando dominar su miedo a lo desconocido, permanece en la fiesta.  En el segundo rendezvous, el líder del rito (quien se entera de la presencia del intruso) le pide, entonces, que se desenmascare para ser identificado por todos y, posteriormente, que se desnude ante los invitados.  Se quita la máscara pero, como resultado de su obvia inseguridad (desencadenada por el conocimiento de la fantasía sexual de su esposa), no se desnuda.  En este momento, la misma invitada que lo advirtió ofrece "sacrificarse" por él, liberándolo de desnudarse pero obligándolo a abandonar la reunión.  Por último, llega a su hogar, todavía desubicado tanto con su esposa como con su realidad.  Ante todo el caos que distrosionaba los pensamientos de este hombre cada vez más, las cosas parecen, finalmente, formar un mejor orden a través de la concientización y aceptación de la verdad.

Interpretando a Kubrick

Explora la nobleza y la crueldad de forma semejante como explora la violencia en su aclamada NARANJA MECANICA.  El director no juzga ni condena a los personajes, sólo presenta la problemática del conocimiento y la coniciencia.  No intenta abordar que si el bien o el mal, lo que se debe o lo que no.  Nos dirige a una serie de cuestionantes por resolver, cada quien siendo su propio juez:  ¿Sabemos la verdad?  ¿Queremos conocerla?  ¿Podemos aceptarla?  ¿Cómo repercute el conocimiento de ella en nuestras acciones?  ¿Estamos siendo honestos al proyectarnos a los demás?  ¿Debemos serlo?  ¿Nos damos permiso de imaginarnos lo desconocido?  ¿Qué es lo que nos lleva a querer conocerlo?  ¿Queremos creer que la película es real, o nos conviene pensar que fue todo un sueño?  La AMBIGUEDAD es parte de todo lo expuesto, sujetando el filme en todo momento a una interpretación (o negación) personal.

La intención

El erotismo, el sexo, las superestrellas de Hollywood-todos elementos comerciales dentro de la industria cinematográfica.  Nos guste o no, ¡la cachondez es lo que vende!  El misticismo, el suspenso, la incertidumbre, la interpretación, el espacio y sobretodo el tiempo son las armas de Kubrick para atacar el comercialismo, no la cachondez.  Yo pienso que no nos hizo una broma, sino que nos vendió del modo más efectivo un momento para ponerle pause a nuestra vida para pensar.  En esta obra, Kubrick nos ha dejado mucho en qué pensar.  Definitivamente no es la mejor dentro de las obras de Stanley Kubrick, pero ya quisiera cualquiera de los "grandes" directores semejante logro.  Yo creo que la verdadera intención, más que despertar o deslumbrar, es cuestionar hasta qué grado puede haber una relación sin límites.  ¿Qué tanto queremos conocer, realmente, los deseos, pensamientos y sentimientos de la o las personas que forman parte de nuestra vida?  La verdad, y por lo tanto la realidad de cada uno de nosotros es relativa.  Lo que nosotros percibimos, sabemos, conocemos o entendemos no necesariamente es la verdad.  El conocimiento es modificado, ya sea por otros o por nosotros mismos.  Podemos ignorar e inclusive negar lo que elegimos no saber.  Si aceptamos que hay cosas que no sabemos o que preferimos no saber, estamos ahora concientes de que vivimos una realidad con los "ojos bien cerrados".

Y bien, el escrito ha sido un esfuerzo por dar pie a una abierta discusión/crítica en respuesta a una excelente reseña.  Espero que ésto sea sólo el comienzo...  

 

regresar a la moviola 12    ir a la lista maestra    envía tus comentarios    ir al inicio